Domingo, Enero 21, 2018

Busqueda

Una nueva crisis en el Medio Oriente: el diferendo entre Israel y la República Islámica de Irán

Todavía la comunidad internacional no se recupera de los efectos causados a la estabilidad de la región del Medio Oriente como resultado de la agresión del Estado de Israel en aguas internacionales próximas a la Franja de Gaza a la Flotilla de la Libertad. A pesar de esto, ya se avizora en el horizonte otro posible foco de conflictos. La Media Luna Roja iraní, nombre por el cual se conoce a la Cruz Roja en los países musulmanes, anunció esta semana su propósito de enviar a Gaza dos barcos con ayuda humanitaria. En ellos viajarán voluntarios iraníes de la Media Luna Roja transportando medicinas y productos alimentarios para la población en la Franja de Gaza.

 

 

A comienzos de este mes, una flotilla de buques que habían zarpado desde Turquía denominada “Flotilla de la Libertad, donde viajaban  voluntarios internacionales de al menos 40 países cuyo propósito era llevar a Gaza medicamentos, alimentos y materiales de construcción, fue atacada en aguas internacionales por fuerzas especiales de Israel. El resultado del ataque, según medios noticiosos internacionales, fue de 19 personas muertas, aunque Israel menciona solo la cifra de nueve muertos. Entre los fallecidos se encuentra una persona de origen turco aunque ciudadana de Estados Unidos. En el incidente hubo, además, decenas de heridos.

El anuncio del envío de estas dos naves por parte de la Media Luna Roja de la República Islámica de Irán se produce dentro de un contexto en el cual el Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas, con el voto a favor de Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña y Alemania, y con la oposición de Brasil y Turquía y la abstención del Líbano, aprobaron nuevas sanciones contra este país. Mientras los países que imponen las nuevas sanciones a Irán le responsabilizan por violar sus compromisos con el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) e ignorar resoluciones previas de la ONU al seguir enriqueciendo uranio; Brasil y Turquía, quienes participaron de las deliberaciones del Consejo de Seguridad, indicaron que tales sanciones eran innecesarias tras el acuerdo que alcanzaron el pasado mayo con Irán mediante el cual este país detendría el proceso de enriquecimiento de uranio en su suelo a cambio de intercambiar el combustible nuclear necesario para llevar a adelante el proceso de producción nuclear de energía eléctrica necesario como parte de la planificación económica y desarrollo futuro de su país.

Mientras se aplican tales sanciones a Irán por parte del Consejo de Seguridad de la ONU, la Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de la Energía Atómica celebró un debate en torno al programa nuclear de Israel, el primero que desarrollan en 20 años. A diferencia de Irán, el estado de Israel no ha firmado el Tratado de No Proliferación de armas nucleares. Al igual que India, Paquistán y Corea del Norte, que dicho sea de paso, tampoco han suscrito este Tratado, Israel reclama que sus términos no le son de aplicación ni son vinculantes.

Se indica que desde los años sesenta Israel posee un arsenal nuclear dentro de su territorio. De hecho, el periódico The Guardian publicó documentos secretos del la República de Sudáfrica que revelan que Israel ofreció venderle cabezas nucleares al régimen del Apartheid sudafricano en 1975. Simón Péres, quien hoy es Presidente de Israel y entonces ocupaba la posición de Ministro de Defensa israelí hizo una oferta de cabezas nucleares de tres tamaños. Suráfrica, quien interesaba adquirir el armamento como medida disuasiva frente a estados africanos vecinos, no siguió adelante con las negociaciones debido al costo de la transacción.
De acuerdo con el portavoz de la representación de la República Islámica de Irán en esta reunión, Alí Asghar Soltanieh, “las capacidades nucleares de Israel son una amenaza seria para la salud, seguridad y prosperidad del mundo.” Por su parte, la delegación de Israel indica que los que hacen la denuncia de la presencia de armas nucleares en su país son los mismos que no reconocen el derecho de existencia del estado de Israel y que su país no accederá, de ninguna manera, a medida alguna que ponga en peligro su seguridad nacional.

Las medidas contra Irán se producen también dentro del marco de la negativa de Rusia a la entrega a este país de misiles S-300 comprados por Irán hace un tiempo y que ahora, amparándose en las nuevas sanciones impuestas, que incluye el congelamiento de la venta de armamentos a Irán, se niega a entregar. La negativa rusa tiene sin embargo segundas motivaciones. Se produce dentro del marco de señalamientos a los efectos de que Irán se encuentra en un rediseño del mapa político de Asia Central, diseño este en el cual se le adjudica a Irán el estar ejerciendo una influencia notable sobre la ex república soviética de Tayiquistán. Para ello citan del ministro iraní de Defensa, Ahmad Vahidi, la promesa hecha en Tayiquistán de proveer al gobierno de esta república “toda clase de ayuda”, así como haber afirmado en una reciente visita hecha en el mes de mayo, que su país abogaba por la “cooperación militar de tres países de habla persa: Afganistán, Irán y Tayiquistán, con el objetivo de garantizar la seguridad regional.” En Afganistán, valga señalar, existen vastas regiones pobladas por tayijkos.

El gobierno de Irán le proporciona en estos momentos a Tayiquistán importante ayuda financiera y desarrolla grandes inversiones económicas en sectores tales como la construcción de carreteras, ferrocarriles y represas hidroeléctricas, dirigidas a mejorar la infraestructura eléctrica del país.
En estos momentos, además, Irán ha solicitado ingreso a la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), lo que no ha podido dada una moratoria impuesta en la admisión de nuevos estados. La OCS la integran en estos momentos China, Kazaquistán, Kirguizistán, Rusia, Tayiquistán y Uzbequistán. Irán, al igual que India, Mongolia y Paquistán son observadores dentro del marco de la OCS, sin embargo, a diferencia de los otros observadores, tiene el beneficio que Tayiquistán se desempeña como cabildero de sus intereses.
De lo anterior se desprende que en el tema de las sanciones impuestas a la República Islámica de Irán, más allá del asunto relacionado con su programa nuclear, intervienen también en forma transversal, aspectos relacionados con el balance de fuerzas políticas en Asia Central en la cual existen posibles puntos de inflexión entre los intereses iraníes con los intereses rusos, chinos y estadounidenses en la región.

En los días siguientes al ataque de Israel contra la Flotilla de la Libertad, otro buque de bandera irlandesa, que también era parte de la Flotilla y no pudo ir junto a los otros navíos, fue detenido igualmente por fuerzas de seguridad israelíes al aproximarse a Gaza, esta vez sin hacer uso de la fuerza bruta.
El pasado 24 de junio Fidel Castro, en sus Reflexiones, bajo el título Me gustaría estar equivocado, planteaba su preocupación ente el desplazamiento del Portaviones Harry S. Truman con su grupo de combate que incluye dos submarinos nucleares, una fuerza expedicionaria compuesta al menos por un batallón de infantería de marina, destructores, fragatas y otro tipo de buques de apoyo logístico; junto a buques de la armada israelí, todos ellos con dotación de armamentos sofisticados y de alta tecnología, por el Canal de Suéz en dirección hacia las costas iraníes.

Mientras esto ocurre, en la reunión efectuada por el G-8 en Canadá, con la participación de Estados Unidos, Canadá, Rusia, Gran Bretaña, Alemania, Japón, Italia y Francia, a la vez que indican que las condiciones prevalecientes en Gaza son insostenibles y postulan una estrategia de retirada de sus tropas de Afganistán en cinco años, a la par que condenan el hundimiento de buque insignia de la armada de Corea del Sur “Chenoan”, hacen un pronunciamiento dirigido a la República Islámica de Irán sobre respeto a los derechos humanos.
Sobre el pronunciamiento sobre el hundimiento del Chenoan, donde Occidente acusa a la República Democrática de Corea por la acción, en sus columnas, en más de una ocasión, Fidel ha dado la voz de alerta que se trata de un hundimiento resultante de la colocación de una mina por parte de los servicios de inteligencia de Estados Unidos. Vinculando el incidente ocurrido en aguas de la península coreana y sus consecuencias inmediata con la declaración de un estado de alerta militar general entre las dos Coreas, del cual como fuerza de ocupación de la porción sur de la península mantiene Estados Unidos, Fidel vincula estos sucesos a los de Irán dentro del marco del peligro que ambos representan en un conflicto militar internacional que lleve a la Humanidad a otro desastre como fueron las Primera y Segunda Guerra Mundial.

En lo concerniente a la República Islámica de Irán, Fidel llama la atención a cómo Estados Unidos e Israel subestiman la capacidad defensiva de Irán en esta crisis, del cual señala, cuenta con un ejército regular de millón de tropas, con capacidad de combate por aire, tierra y mar, así como cerca de 20 millones de milicias dentro de una población de 70 millones. En fecha reciente Irán ha demostrado su capacidad militar tecnológica como parte de su programa de misiles de corto, mediano y largo alcance, con independencia de navegación que les hace susceptible de impactar blancos en Israel. En el caso de la República Democrática de Corea, más allá de sus problemas económicos particulares, lo cierto es que nunca se ha desatendido el factor defensivo y contra ofensivo de sus Fuerzas Armadas ante un posible escenario de conflicto bélico.
¿Qué podría suceder en los próximos días con los dos buques iraníes que se dirigen hacia Gaza si el trato que les da Israel es el dado a los primeros buques de bandera turca que se dirigían a esta zona de Palestina, es una importante interrogante? ¿Cuál sería la reacción de Irán ante un ataque por parte de Israel a dos de sus barcos, con ciudadanos iraníes a bordo, en aguas internacionales, es aún más preocupante? ¿Cuáles podrían ser las consecuencias para el Medio Oriente de un incidente similar entre estos dos países, ya sea en aguas internacionales o en aguas aledañas a la Franja de Gaza? ¿Cuáles serían las consecuencias de un conflicto militar entre Israel y la República Islámica de Irán para Asia Central y el resto de los países del Medio Oriente? ¿Cuál sería para Estados Unidos y el pueblo estadounidense un nuevo conflicto militar que involucre a Estados Unidos en un nuevo escenario de guerra, esta vez en Irán, abriendo así un tercer frente de guerra a los dos ya iniciados dentro de la Guerra contra el Terrorismo en  Iraq y Afganistán junto con los otras localidades en Asia y África en los cuales se desarrolla dicha guerra?

De acuerdo con el Departamento de la Defensa de Estados Unidos, la llamada Operación Libertad de Iraq (Operation Iraqi Freedom), incluye además de este país, el mar de Arábico, Bahrain, el Golfo de Adén, el Golfo de Omán, Kuwait, el Golfo Pérsico, Qatar, el Mar Rojo, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. Por su parte, la llamada Operación Asegurando la Libertad (Operation Enduring Freedom), incluye Afganistán, Paquistán, Uzbequistán, la Bahía de Guantánamo, Dijibuti, Eritrea, Etiopía, Jordania, Kenya, Kyrgyizstán, Filipinas, las Islas Seychelles, Sudán, Tajiquistán, Turquía y Yemén.

Nos parece que estamos ante una situación lo suficientemente grave como para preocuparnos. Durante el pasado año tanto Israel como Irán desarrollaron ejercicios militares defensivos y contra ofensivos ante posibles escenarios de un conflicto armado que lleve a la guerra a ambos países. Para ambos pueblos, su derecho a existir y a utilizar todos los medios a su alcance con tal propósito está fuera de toda duda. Israel apuesta al apoyo del resto de las potencias occidentales ante una situación que amenace su seguridad nacional. Irán por su parte, apuesta esencialmente a sus propias capacidades como pueblo.

En sus “Reflexiones”, publicada el pasado 9 de junio de 2010, Fidel Castro nos plantea lo siguiente:
“Israel no se abstendrá de activar y usar con total independencia el considerable poder nuclear creado por Estados Unidos en ese país. Pensar otra cosa, es ignorar la realidad.
Otro asunto muy grave es que Naciones Unidas no tiene tampoco forma alguna de cambiar el curso de los acontecimientos y muy pronto los archirreaccionarios que gobiernan Israel chocarán con la indoblegable resistencia de Irán, una nación de más de 70 millones de habitantes y conocidas tradiciones religiosas que no aceptará las amenazas insolentes de adversario alguno.

En dos palabras: Irán no se plegará ante las amenazas de Israel.”

Mientras se desplazan a las tibias aguas del Mar Mediterráneo las dos naves de la Media Luna Roja provenientes de Irán con destino a la Franja de Gaza, el mundo aguarda. Mientras se desplaza desde al Canal de Suez a aguas cercanas a la República Islámica de Irán el Grupo de Combate del Portaviones Harry S. Truman y buques de la marina de guerra israelí para imponer una cuarentena en la cual se detengan y registren en mar abierto los buques que entren o salgan de puertos iraníes , los que nos oponemos a las guerra de agresión contra otros pueblos volcamos nuestra mirada al posible detonante de un nuevo conflicto bélico con el potencial de arrastrar a la guerra toda Asia Central y el Medio Oriente.
Esperemos que el sentido común y el objetivo de la paz prevalezca sobre la visión imperialista y hegemónica de Estados Unidos y sus aliados en esta coyuntura.

Fundación Juan Mari Brás

 

minh-recuadro

Otro Puerto Rico es posible

Nuestra Opinión en blanco y negro


Oficina Central , C 25 NE 339, San Juan, Puerto Rico 00920

RedBetances.com recibe colaboraciones y se compromete a examinarlas. Se reserva el derecho a publicarlas. Sin embargo, no necesariamente lo publicado
representa la posición de los editores.Todos los escritos son responsabilidad única de sus autores.

Copyright © 2018 Red Betances. Todos Los Derechos Reservados.